Bayyana – El Palmer

Transcurre por la zona de los “Acantilados”, formando parte de Sierra de Gádor. Del antiguo Camino Viejo quedan pocos vestigios, pero a pesar de ello este recorrido tiene un encanto especial, ya que nos acompaña en todo momento unas vistas formidables. Hacia el Sur, el mar; hacía el Este Almería y el Cabo de Gata, y hacia el Oeste el Poniente almeriense.

El punto de partida es el Área de Servicio de del Bayyana (1), ubicada en  la antigua carretera nacional 340, para tomar el PR-A 120 que enlaza la capital de Almería con el pueblo de Enix. Lo haremos por una senda de unos 500 metros que nos sirve para alcanzar el antiguo camino, objeto de nuestro itinerario, realizado a principios del siglo pasado, el cual seguiremos. Hemos llegado a un Mojón con señal de PR (2). Continuamos por éste.

Como primera referencia nos encontramos la urbanización de Castell del Rey, a la entrada nos encontramos con una rotonda (3), continuamos por la Calle Enrique IV de Francia, bajando. Llegamos a un cruce y continuamos por la derecha (Paseo Castell del Rey) (4). Durante estos tramos, la plataforma del antiguo camino ha sido asfaltada, para darle servicio a esta urbanización. El asfaltado no es un inconveniente para el senderista, debiendo tener precaución con el tráfico, siendo muy escaso. Dejamos atrás dicha urbanización pasaremos junto a una cantera en desuso.

En cruce (5), giramos a la derecha (hacia la izquierda se baja a la carretera nacional 340). Seguimos por camino asfaltado. Esta quizás sea la parte menos agradable del sendero, por la existencia de algunos antiguos vertederos incontrolados de escombros.  Nos encontramos un cruce a la izquierda de una pista de tierra (6), continuamos por la asfaltada. En un barranco nos encontramos junto al camino que llevamos restos de un pequeño puente del “Camino Viejo.

Seguimos y nos encontramos a nuestra izquierda la Torre de la Garrofa (7), conocida también como Torre de la Mona, fue construida en el Siglo XVI, es una torre circular y un pequeño cuartel adosado, se le ha realizado una rehabilitación parcial; forma parte de la defensa marítima construida para proteger la costa almeriense.

Realizamos un descenso en zigzag que hace nuestro camino, divisando La Garrofa, y enfrente nuestra parte del Camino Viejo que se conserva y al cual nos dirigimos. Desde aquí podemos divisar un aljibe y los pequeños muros que hacen el efecto de embudo para recoger el agua, en donde se demuestra el cómo podemos aprovechar el agua de lluvia.  Ya cerca del barranco dejamos el asfalto y continuamos por una pista de tierra y pasamos por un viejo puente.

Pasaremos por debajo de un puente de la C.N. 340, sin llegar al Camping nos desviamos a la derecha para ascender entre unos eucaliptos (8), y casi limitando con la carretera tomamos el Camino antiguo hacía Aguadulce. Dirección hacia el mar, llegamos a la primera curva, un autentico Mirador: bajo nosotros la Playa de la Garrofa, los Acantilados, Castell del Rey, la Bahía de Almería, y la Sierra de Cabo de Gata.

Continuando por este antiguo trazado, llegamos a la urbanización “Espejo del Mar” (9), formada por muy pocas casas, donde se vuelve a transitar por asfalto, proseguimos por la pista principal, nos encontramos un cruce (10), continuamos dirección Sur.

Llegamos al Barranco de El Palmer (11), descendemos hasta encontrarnos con éste. Y seguimos dirección Sur, descendiendo, pasamos por debajo de la Ctra Nac 340 y llegamos al final de nuestro recorrido, el Hotel del Palmer (12).

Related posts

Leave a Comment